sábado, 28 de mayo de 2016

Operaciones de sumas y restas: Código de lanzamiento

Las operaciones de sumas y restas muchas veces suelen ir asociadas en la escuela a realizar fichas o ejercicios repetitivos de cuentas para "tener práctica" y, desde luego, cuanto más se hacen mejor salen. Ahora bien, buscar resultados a dichas operaciones sin otro fin que el que simplemente estén bien, para un adulto a lo mejor tiene sentido (que creo que tampoco), pero para un niño termina siendo una tarea aburrida, y más aún si le cuesta trabajo realizar el cálculo. Sin embargo, si ese esfuerzo tiene como resultado un final atractivo, hace que merezca la pena concentrarse para conseguir los resultados correctos.
 

Durante estos días, seguimos aprendiendo con la temática del Universo y nos fascina la idea de montarnos en una nave e imaginarnos que viajamos a algún planeta lleno de peligros y aventuras (cuantas más mejor, porque así salen mayores ideas de juegos jaja). Dicho así, aproveché un cohete que tenía plastificado para realizar la siguiente actividad en el Rincón de los genios (lógica matemática):




Rincón de l@s genios

PRESENTACIÓN DE LA ACTIVIDAD: Necesitamos el código de lanzamiento para hacer que nuestra nave despegue rumbo a Venus.

QUÉ HAY QUE HACER: En cada circulito se debe poner un número, y para averiguar cuál es tenemos que resolver la operación que hay en cada uno. Los números se encuentran mezclados en una caja azul y deben ser colocados correctamente para que la nave pueda despegar.

ES UN JUEGO AUTOCORRECTIVO: quiere decir que los números son los necesarios, ni más ni menos, de manera que si el niñ@ se equivoca y pone mal un resultado, eso hará que en otro lado no tenga el número que necesita, porque lo ha colocado en otro lugar. Esto ayuda a revisar y comprobar lo que uno ha hecho.

QUÉ OPERACIONES PONER: eso irá en función de lo que se esté trabajando en ese momento y del nivel del alumnado, pudiéndose adaptar a peques de 3 añitos con actividades de asociación de cantidad (colocar tarjetitas con puntitos para que los cuenten y poner el número correspondiente), e incluso hacer operaciones mucho más complejas para cursos superiores de primaria (sumas y restas con llevada, multiplicaciones, divisiones, problemas, etc). En mi caso, comencé con restas, ya que era lo que estaba trabajando en ese momento. Ahora bien, en un principio puse sólo restas, pero el siguiente paso sería mezclar sumas con restas, para que no lo hagan mecánico, sino que se fijen y se concentren bien en el código que toca.

RESULTADO FINAL: Cuando se comprueba que el resultado es el correcto (supervisado por mí), tienen que colocar un pequeño cohete en una barrita de madera con velcro y poner la cuenta atrás del 10 al 0.

DESPEGUE DE LA NAVE: en grupo nos colocamos en el corcho como si estuvieramos en una nave espacial (tumbados con los pies en alto y rodillas dobladas, colocando las manos como sujetando un volante). Entre todos contamos hacia atrás y al llegar a 0 zapateamos fuertemente el suelo haciendo el ruido del despeque.

Cualquier final que les llame la atención sería bueno, pues lo importante es que tengan ilusión por hacer esas cuentas que tan aburridas nos han parecido siempre a todos cuando éramos pequeños. Este tipo de actividades se pueden practicar en casa y no sólo con el tema del universo, sino con cualquier cosa. Las matemáticas están en nuestra vida cotidiana y debemos hacerles ver a los niñ@s lo útil que es saber calcular y resolver problemas matemáticos, porque así las matemáticas "dejarían de ser un rollo".






2 comentarios:

Laura E.M dijo...

Que idea tan genial Rosa, me encanta y la forma de hacer despegar el cohete es lo mas!!! Se me ocurre como idea para la autocorreccion, que hagas una plantilla como el cohete pero en miniatura con las solucciones a las operaciones, asi elloa mismos pueden compararlas y ver si estan bien hechas, es solo una idea ;). Un abrazo y me lo copio para el futuro!!

Rosa dijo...

Hola Laura, muchas gracias. Me gusta tu idea de autocorrección y para otra ocasión tendré en cuenta realizar las plantillas. Como la actividad surgió de un día para otro, no tuve demasiado tiempo. Me encanta que compartamos ideas, porque además, tú desde Oxford puedes aportar muchas experiencias y puntos de vista diferentes. Un saludo y seguimos en contacto.