viernes, 26 de febrero de 2016

Los rincones de mi clase

En Educación Infantil, la palabra RINCONES es muy conocida y existen muchas maneras de interpretarla y aplicarla en las aulas. De las deficiones existentes, todas hacen referencia a que los rincones "son espacios delimitados en el aula donde los pequeños, individualmente, por parejas o en grupos reducidos, pueden realizar simultáneamente diferentes actividades de aprendizaje, que vienen propuestas por los materiales que ofrecen". Desde esta perspectiva, los rincones no deberían utilizarse como un espacio comodín destinado a jugar después de realizar otro tipo de tareas, sino al contrario, se consideran lugares de aprendizaje en sí mismos, bien delimitados, organizados y planificados, por los cuales todo el alumnado debería poder pasar a lo largo de la jornada escolar.

Sin embargo, en cuanto a la ORGANIZACIÓN POR RINCONES, muchas veces en la realidad educativa existen obstáculos que dificultan poder llevar a cabo en su totalidad esta metodología de trabajo:
  • Uno de ellos es la falta de espacio, la cual  hace que l@s maestr@s nos tengamos que quebrar la cabeza para establecer todo aquello que la teoría del Trabajo por Rincones nos dice y, a veces, por mucho que cambiamos muebles y reestructuramos las zonas, los metros cuadrados no dan para más. Junto a eso se añade que, en la mayoría de las ocasiones, hay que destinar una parte para almacenaje. 
  • La otra dificultad hace referencia a que en nuestras aulas hay otras especialidades con diferentes docentes, que precisan en su forma de trabajar que todo el grupo realice la misma actividad a la vez, lo que hace complicada la distribución de l@s niñ@s por rincones. Aquí debemos sumar la existencia de métodos de trabajo de editoriales con fichas, que el alumnado debe realizar cada día.
Dicho así, nos encontramos con una contradicción entre la idea de querer representar los modelos de aula que tenemos en mente, fundamentados por grandes pedagog@s,  y la realidad de espacios y materiales con la que tenemos que llevarlos a cabo. En cualquier caso, y aunque resulte difícil aplicar en su totalidad este modelo de organización, MERECE LA PENA INGENIÁRSELAS para vencer las barreras arquitectónicas y mover los muebles las veces que haga falta para acercarse todo lo posible a lo ideal.

A continuación, os nombro los diferentes rincones que tengo en mi aula, donde les doy  protagonismo a las manos a través de imágenes, definiendo las diferentes maneras de usarlas, en función de la actividad que se realiza en esa zona. Por otro lado, cada rincón hace alusión a un tipo de profesión, que coincide con las temáticas más habituales que suele haber en las aulas. Dicho así, tenemos:

Rincón de l@s escritor@s (lectoescritura) 
MANOS QUE ESCRIBEN
"Zona de la clase destinada a realizar las fichas programadas y juegos de lectoescritura".
Rincón de l@s artistas (arte y plástica)
MANOS QUE CREAN
"Zona de la clase destinada a realizar las actividades plásticas, manualidades y demás producciones artísticas".



Rincón de l@s genios (lógica matemática)
MANOS QUE CUENTAN
"Zona de la clase destinada a realizar las actividades y juegos de lógica matemática"
 
Rincón de l@s cuenta cuentos (biblioteca) 
MANOS QUE INTERPRETAN
"Zona de la clase destinada al disfrute de los cuentos y literatura infantil en general (poemas, adivinanzas), junto a otro tipo de textos (revistas, periódicos, libros de los proyectos)



Rincón de l@s científic@s (naturaleza y ciencia) 
MANOS QUE DESCUBREN
 "Zona de la clase destinada a la observación y exploración de los elementos de la naturaleza y de la ciencia para niñ@s"

 






Rincón de l@s informátic@s (ordenador)
 MANOS QUE TECLEAN
"Zona de la clase destinada al uso del ordenador para juegos didácticos y manejo de las nuevas tecnologías" .



Rincón de l@s arquitect@s (construcciones) 
MANOS QUE CONSTRUYEN
"Zona de la clase destinada  a la creación de construcciones con diferentes tipos de materiales"

Rincón de los actores y actrices (juego simbólico)
MANOS QUE SE DISFRAZAN
"Zona de la clase destinada al juego simbólico, donde se encuentra la cocinita, consulta del médico,  la tienda, un baúl de disfraces, etc.)

Hago alusión al doble género con el símobolo @,  ya que en la clase es algo que suelo trabajar cuando hablo de los rincones, para no estar siempre aludiendo al género masculino en el nombramiento de las profesiones. Cuando trabajas a diario esta forma de expresión, al final l@s niñ@s son quienes te lo recuerdan y creo que es importante que hoy día se integre este doble nombramiento, si queremos que desde la infancia se vaya asumiendo esta coeducación ligüística.


En cuanto al TRABAJO POR RINCONES, cada maestr@ los usa adaptándose a sus circunstancias y les da una funcionalidad diferente en cada caso. Desde mi experiencia, he ido pasando con los años por distintas metodologías, que han ido desde el uso de los rincones para jugar después de hacer las fichas, al establecimiento de actividades concretas en cada zona, y organización  del paso del alumnado por cada rincón. Esta última manera de trabajar es la que intento cada día mejorar y poder llevar a cabo la mayor parte del tiempo. De momento, sólo me organizo de esta manera una parte de la jornada escolar, que puede ser antes o después del recreo, en función de si tengo ese día especialidad de otras áreas (Inglés y Religión). El resto del tiempo, lo dedico a realizar actividades comunes, en las que se requiere que todo el alumnado haga la misma actividad a la vez.

Para controlar el paso de cada niñ@ por los diferentes rincones, en mi caso realizo un cuadrante semanal (descargar) que fotocopio en tamaño A3, y consiste en un cuadro de doble entrada, donde en las filas está el alumnado y en las columnas los diferentes rincones. Cada niñ@, o yo en el caso de que haya dudas, apuntamos los pasos por los rincones cada día. Las primeras veces empezamos poniendo una X como señal, pero como ocupaba mucho, al final decidimos que era mejor un punto gordo con una cera. Para facilitar la observación y no confundirse con las anotaciones de otros días de la semana, pensamos atribuir a cada día un color diferente. Al llegar el viernes, en todos los recuadros tiene que haber puntos, en unos habrá más y en otros menos, dependiendo de la preferencia del alumnado. Sólo en el rincón de la escritura debe haber 5 puntos, ya que el paso por esta zona es diario. El resto de los rincones son de paso semanal y las actividades van variando semana a semana (en arte, lógico matemática, ciencia, etc.)

LUNES            MARTES             MIÉRCOLES             JUEVES              VIERNES
                                                                                        
Es muy útil visualizar la semana entera en una hoja, ya que así se aprecian los movimientos de cada niñ@  por cada rincón, según el día de la semana, sirviendo de análisis tanto para l@s niñ@s como para mí como instrumento de evaluación y registro de información:


Trabajar por rincones, implica que el grupo no realiza a la vez la misma actividad, sino que se establece una distribución de l@s niñ@s por los diferentes rincones, de forma libre o diriginda, en los cuales se presentan distintas actividades, juegos y/o ficha de trabajo, aportando diversos aprendizajes en función de la temática del rincón.

Cuando se inicia esta manera de trabajar puede resultar en un principio complicada, e indudablemente habrá días mejores y en cambio otros, en los cuales realizar reflexiones si algo no ha salido según lo previsto, pero una vez que se va controlando la dinámica de trabajo resulta mucho más enriquecedora que hacer siempre tod@s a la vez la misma actividad, donde el principio de individualización resulta más complicado llevarlo a cabo.

Por último, quisiera hacer referencia al Blog de la maestra Elisa Hernández, ya que presenta unos videos muy útiles sobre cómo ella organiza su aula por rincones y cómo trabaja de esta manera. Me parece una aportación estupenda para todas las personas que  trabajan por rincones o quieran iniciarse en esta metodología. www.aprendiendoeninfantil.com


2 comentarios:

Yolanda Bermúdez dijo...

Rosa, hablamos de nuestras formas de trabajo y me encanta haberte encontrado en mi camino, ya que despiertas en mi la necesidad de seguir avanzando y salir de eso que siempre me dice tú " la zona de confort ". Gracias compi.

Rosa dijo...

Hola Yolanda, muchas gracias por tu comentario. Es un placer tenerte de compañera y de poder compartir en este gran equipo que somos las tres, nuestras inquietudes y aprender las unas de las otras. Seguiremos sumando pasito a pasito.