miércoles, 9 de noviembre de 2016

El concepto numérico en Educación Infantil: materiales para aprender el número 1



Cuando un niño/a llega a la Educación Infantil rápidamente se pone el punto de mira en los aprendizajes más llamativos como saberse números y letras, como si no hubiera otras cosas que aprender con 3 años. Pero reconocer los números como un símbolo, o contar hasta 20 sin parar no significa que el niño/a haya adquirido el concepto numérico, y mucho menos interiorizado su grafía y asociación de cantidad. Para que estos aprendizajes se consigan es necesario que se realicen muchas actividades de manipulación, de vivenciación con acciones de la vida cotidiana, con juegos, donde el niño/a aprecie el uso del número y lo comprenda.



En Educación Infantil, todos los aprendizajes deben ser manipulativos, para que puedan aprenderse con los cinco sentidos, de manera que el aprendizaje de los números también debe hacerse así: ver el número y la forma que tiene, escuchar cómo se llama ese símbolo, tocarlo, sentirlo, usarlo, dibujarlo, modelarlo con diferentes materiales, etc. Una vez que esto se haya experimentado tiene sentido para un niño/a el querer hacer por sí mismo el número. Una vez más, la ficha queda en último lugar, que no quiero decir que no sea importante, pero en su orden y prioridad que le corresponda.

Dicho esto, tengo en mi aula una serie de materiales elaborados, para trabajar el concepto numérico:


 QUÉ ASPECTOS TENGO EN CUENTA PARA LA UTILIZACIÓN DE LOS MATERIALES

  • Cada juego se ha presentado a todo el grupo y posteriormente a cada niño/a  en particular, si ha requerido una explicación más detallada.  

  • Cada juego se ha presentado en un momento distinto, es decir, no se han ofrecido todos los materiales a la vez, sino que se han ido incorporando poco a poco.

  • Sólo hay un modelo de cada tipo, con lo cual si un niño/a lo está usando, el compañero/a debe esperar a que termine y lo recoja. Muchas veces queremos que todos tengan todo a la vez y por mi experiencia me he dado cuenta de que el valor y la motivación por querer usar el material aumenta cuando hay sólo una unidad, además de que permite tener mucha más variedad al tener que elaborar un modelo. El hecho de que haya uno, no hace que los niños tengan menos posibilidades de aprender, sino que les permite rotar y hacer actividades variadas con otros juegos, además de aprender a respetar el turno y al compañero/a que lo tiene. 

  • Cada material está colocado en un lugar concreto del mueble al que pertenece, de forma clara y sin apilarse. Es preferible que se tengan menos materiales, pero que se expongan bien y puedan ser cogidos y recogidos de forma autónoma por los peques. Si se tiene mucho material se puede rotar semanalmente, lo cual hace más atractiva la idea.

  • Los materiales que lo permitan se procura que sean autocorrectivos para que el propio niño/a pueda comprobar si se ha equivocado. Hay otros que tienen otras funciones, por lo que dependerá de su finalidad.

  • Cada niño/ es libre de elegir estos materiales que podrá coger de la estantería, pero al terminar debe dejarlo igual que estaba y colocarlo en su lugar.

  • Normalmente la mayoria de estos materiales elaborados se encuentran en el "Rincón de la lógica matemática" (ver los rincones de mi aula aquí)), pero el número 1 está presente en todo el aula y hay otras actividades numéricas que se realizan en otros rincones.


A continuación, presento algunos materiales con los que en mi aula se vivencia el número 1:



MATERIALES


1. El número uno realizado con tapones.
Este material está realizado con una base de cartón, sobre la cual se han pegado con silicona tapones de leche reciclados. Dentro de cada tapón se ha puesto un pompón rojo, que irá formando la silueta del número 1 a medida que se vayan colocando, al igual que los mismos tapones. Al realizar el juego, el niño/a debe empezar a desenroscar por el tapón rojo y seguir el orden de la grafía del número 1.

Se trabaja:
  • Reconocimiento del número 1
  • Motricidad fina, al tener que desenroscar y enroscar los tapones
  • Interiorización de la grafía, empezando a quitar y poner tapones y pompones siguiendo el trazo

2. Lámina con el número 1 y recuadro.
 



Este material se ha realizdo plastificando un folio del color deseado con la plastificadora, sobre el cual se ha pegado la silueta del número 1 y un recuadro con el papel adhesivo para pintar con rotulador. 

Se trabaja:

  • Realización de la grafía del número 1
  • Asociación de cantidad, dibujando un objeto en el recuadro
  • Grafomotricidad al poder dibujar.




3. La oruga glotona se convierte en el número 1.








Este material está realizado con la base de madera de marquetería, sobre la cual se le ha pegado la silueta del número 1 con velcro. Posteriormente, se ha realizado con cartulina y plastificado los círculos de la oruga y una manzana. El niño/a debe hacer que el animal obtenga forma de número 1 para poder comerse la manzana. Este material podrá ser ampliado a medida que aprendamos más números, haciendo coincidir la comida con la que indica el cuento.

Es un cuento muy bonito y a los más pequeños les encanta, además de que tiene las pastas duras, que hace que sea muy manejado por los peques.
En primer lugar, se contó el cuento y a partir de aquí llamamos al material "el número 1 de la oruga"



Se trabaja:

  • Relación con el cuento y disfute de la historia.
  • Grafía del número 1
  • Asociación de cantidad: se come una manzana
  • Repaso del número 1 con el dedo por el velcro rugoso para apreciar la grafía


4. El número 1 gigante


Tenemos un número 1 realizado en  papel continuo blanco, y colocado sobre una pizarra de corcho grande. Este número uno es de la altura de los peques y pueden realizar la grafía con el dedo. Hemos colocado a la oruga y a la manzana para hacer coincidir la temática con el material anterior, pero indicando que es en tamaño "grande".  Se puede coger a la oruga y hacer que realice el camino.

Se trabaja:

  • Visualización del número
  • Material manejable para poder transportarlo a la asamblea para realizar juegos (ejm: ve a por el número 1 grande)
  • Grafía del número 1 y asociación de cantidad




5. Construimos el número 1 con piezas.


Este juego se realiza en el corcho con material del rincón de construcciones, ya que se puede usar cualquier objeto que se pueda acumular, formando la silueta. En el caso de la foto está realizado con piezas de insertar, que las usamos para hacer construcciones pequeñas. 

En un primer momento, se pinta en el suelo el número 1 con tiza y los peques los construyen siguiendo el camino. Según sea el tamaño del número se pueden elegir materiales más grandes (bloques de construcción, de madera, etc), o más pequeños.

Posteriormente, cuando tengan la grafía interiorizada mental y grafícamente, podrán construirlo correctamente sin tenerlo pintado con anterioridad.

Se trabaja:
  • Grafía del número 1
  • Construcción: podemos añadir más complejidad posteriormente con series de colores (rojo-amarillo; azul-amarillo; etc.)



 6. Los números de lija (Inspirado en un material de Montessori)


Materiales: madera de marquetería, papel de lija, folios, para hacer silueta de los números, tijeras y pegamento.

1º. Se dibujan los números en un folio (yo usé de cuadritos para guiarme y que me saliera mejor la grafía, todos del mismo tamaño de altura y grosor). Se recortan y serán los moldes, que luego se pueden usar para otros muchos materiales.
2º. Se calca en el papel de lija y se recortan los números de lija
3º. Se hacen recuadros con la madera de marquetería, con la segueta
4º. Se pegan con pegamento los números de lija en cada tabla.

Este material es muy duradero y de calidad, por lo que merece la pena hacerlo, ya que comprarlo sale bastante caro. Supone un gran trabajo de manualidad, pero el resultado es como si fuese comprado.
Se trabaja:

  • Reconocimiento sensorial de la grafía de los números







7. Juego de mesa: formamos el número 1 con molde

A una de las tablas que se usan para jugar con los pinchitos, le hice un molde con un folio (o cartulina mejor para que sea más resistente) del número 1, con el fin de que pudieran formarlo siguiendo el recorrido. Al quitar el molde comprueban que les ha salido el número y les encanta.

Se trabaja:

  • Motricidad fina
  • Grafía del número 1
  • Colores: hacer el número de un determinado color
  • Juegos de series, si damos consigna de usar sólo dos colores.







8. Huevos de colores: un pompón en cada nido













Este material está elaborado con un molde de cubitos de hielo, pompones de colores (pueden usarse de un mismo color, si se prefiere) y se cogen con una pinza grande de madera. La actividad consiste en meter un pompón en cada hueco. Hay tantos pompones como huecos, por lo tanto es un material autocorrectivo y el niño/a se puede dar cuenta si se ha equivocado.

Este material se puede ir haciendo más complejo, añadiendo  más pompones y decir que en cada hueco tiene que haber por ejemplo dos pompones, etc.

Se trabaja:

  • Motricidad fina: pinza de los dedos
  • Asociación de cantidad: agrupar de uno en uno
  • Colores

9. Los bichitos: de uno en uno





Este material está realizado con bolitas de insertar (en mi caso son recicladas, de una cortina de bolas de madera con las que conseguí muchísimas y usé para hacer diversos materiales), una base de paleta de colores de pintura y una pinza metálica

Es parecido al material anterior, pero es más complejo, ya que las bolas son duras, y la pinza metálica requiere mayor precisión motriz.

Se deben coger las bolas por el agujerito para agarrarlas bien, y dejarlas de pie.

Se trabaja:
  • Precisión motriz con la pinza de los dedos
  • Asociación de cantidad: de 1 en 1



A estos materiales se pueden añadir muchos más, así que a medida que avance el curso seguro que surgen nuevas ideas. Lo importante es que podamos ofrecer oportunidades de juego para que lo aprendan de manera divertida.

 




2 comentarios:

Laura E.M dijo...

Qué currada de entrada Rosa, menudo trabajado!! he cogido muchisisima ideas, me gusta la presentacióón de los materiales, que solo haya uno de cada... tomo nota ;)

Un abrazo!
laura

fran dijo...

Yo quiero ser niño otra vez y tener una profe como tuuuu. Me encanta, esos niños se lo tienen que pasar en grande contigo.

Un Abrazo.