sábado, 8 de octubre de 2016

Con mis manitas aprendo: ¿qué me ofrece cada rincón?

Durante el primer trimestre del curso de 3 años, lo más importante es que los peques conozcan bien su aula, y la consideren como su casita del cole, un espacio en el que se sientan a gusto y que les aporte seguridad y autonomía. Para ello, es necesario conocer e interiorizar adecuadamente el funcionamiento de los rincones del aula y de los materiales:



CONOCER LOS RINCONES 

Es preciso que conozcan cada rincón y hay que darle la misma importancia a cada uno. Me parece fundamental que se transmita a los peques que no existe una zona o momento de "trabajo" y otra de juego, aludiendo a la tan conocida frase de "vamos a trabajar y después se juega". Pienso que se debe transmitir que en cada rincón hay algo interesante que hacer, sólo que se usan materiales y juegos distintos según la zona, y todo puede ofrecerse como un juego (incluso las fichas), pues con esta predisposición es con la que se produce la motivación para aprender.  

Muchas veces, debido a la presión de tener que hacer la ficha, cometemos el error de darle más importancia a este momento y valorarlo como "el importante", dejando pedagógicamente a un lado las demás zonas, considerándolas como "sólo de juego". Me gustaría ir poco a poco desligándome de esta filosofía tradicional, pues cada año me doy cuenta de que un niño/a aprende mucho más explorando y dejándolo actuar con los materiales del aula, que concentrado terminando una actividad de la ficha. Es más, estoy convencia de que el hecho de que haga la ficha "bien o mal" a los ojos de un adulto, no garantiza que haya adquirido el concepto.

Por ello, me gusta darle mucha importancia a las manitas, pues con ellas son con las que se aprende, haciendo muchas actividades, que se clasifican en los diferentes rincones:


Manos que comparten (rincón de la biblioteca y el corcho)

Zona del aula con suelo aislante de corcho, en la que tenemos dos lugares: un rinconcito cerca de la biblioteca, donde cada mañana hablamos, y una zona central en el corcho, delimitada con cinta en el suelo formando un círculo, para cuando hay que contar alguna historia, mostrar algún material, o simplemente cuando tenemos necesidad de estar en equipo.


Zona de asamblea, junto a la biblioteca
Cada mañana nos damos los buenos días y charlamos en grupo para conocernos y expresarnos

Zona delimitada con el círculo


Manos que crean (rincón del área artística)

Zona del rincón del arte, donde se convierten en artistas. Aquí se pueden enmarcar todas aquellas actividades en la que permitan al niño/a desarrollar su imaginación, estimulando su creatividad, para poder expresarse con diversos materiales (ceras, rotuladores, pinturas, modelaje con plastilina o con arcilla, picar con punzón, pegar, estampar, recortar, etc.).

Pueden ser actividades programadas (exponer una idea para elaborar algo en concreto, como trabajito de arte), o bien acudir libremente a hacer arte, usando alguna técnica que se haya mostrado en esa semana.

 

 Modelamos nuestras primeras esculturas con plastilina y palitos de madera de colores




 Pintamos con pintura los colores del otoño



Tenemos un caballete
Los peques pueden ir para hacer una obra de arte en grande, bien sea con ceras, con pintura, o con otras técnicas más complejas.

Manos que cuentan (rincón del área matemática)

Zona donde se pueden encontrar materiales de lógica matemática, con los que aprender multitud de conceptos a través de la exploración y la manipulación: números de lija para sentir y reconocer la grafía de los números, las perlas Montessori, regletas, materiales elaborados con objetos contadores para trabajar la asociación de cantidad, etc. Cada uno presenta un grado de dificultad diferente, de manera que se irán añadiendo con el tiempo.

En este momento de comienzo del curso en 3 años, la mayoría de los materiales que he expuesto han sido elaborados de forma artesanal y son sencillos, trabajando simultáneamente la motricidad fina, que es fundamental para que adquieran fuerza y control en sus manitas, desarrollando la pinza de los dedos.

 Contamos pinzas y colocamos "plumitas" a nuestros pájaros tropicales, a un lado y a otro lado
Colocamos las pinzas, según el color


Colocamos pompones como "huevos de colores" en su nido.
Un huevo en cada nido y deben llevarse con la pinza de madera



 Presentamos el número 1 y lo exploran con materiales manipulativos
Son actividades previas que ayudan a interiorizar el trazo

Manos que comunican, escriben (rincón del lenguaje y escritura)

Zona de lenguaje, de grafomotricidad, de uso de materiales de pre-escritura y pre-lectura. Aquí también se encuentra la zona de los cajones de los trabajitos de los peques y donde se realiza la ficha programada.

Garabateamos con tizas u otros materiales (ceras, rotuladores, lápices) y vemos su efecto.
Si atendemos a la evolución gráfica del dibujo, nos encontramos en la etapa del garabateo, con lo cual es necesario que lo hagan, tantas veces quieran, porque es su forma de expresión escrita del momento. La madurez en el control de los trazos llevará a cada niño/a a pasar a la siguiente etapa. 

Se empiezan a apreciar las primeras formas de la figura humana, pero cada peque lleva su propio ritmo y es importante respetarlo


Primeras tarjetas de imágenes para asociar y hacer conexiones a través del lenguaje


LIBRO DE IMÁGENES PERSONALIZADO:

Para este rincón, estoy elaborando un libro con sus propias imágenes. Más adelante lo mostraré y le dedicaré un post, ya que creo que puede ser utilizado para muchas actividades de lenguaje. Cuando son los protagonistas y se ven en las fotos, la motivación es muchísimo mayor.


Manos que construyen (rincón de las construcciones)

Zona dedicada a los juegos de construcciones, de diferentes tamaños, diversidad de materiales y grado de dificultad. 



Manos que descubren (rincón del área de la naturaleza y cultura)

Zona dedicada al área de la naturaleza y cultura, que ofrecerá la oportunidad de observar y explorar lugares y elementos naturales, así como experimentar con ellos y acercar la ciencia a los más pequeños. En este rincón tendremos también nuestras plantas y, si alguna vez surgiera, algún animalito de mascota.

En este rincón, los materiales pueden ser muy diversos, y dependerá de lo que se quiera trabajar. Dicho así podemos tener material que se encuentre permanente todo el año, o bien alguno que se añada para que sea explorado durante una temporada. Según la edad del alumnado, serán más complejos o más sencillos. En un post del curso pasado, en 5 años, expliqué el funcionamiento de este rincón, al que llamamos "El rincón de l@s científic@s".

De momento, sólo estamos conociéndolo y explorándolo, ya que las actividades se añaden poco a poco y con el grado de dificultad adecuado al momento.


Recogimos piedrecitas en nuestro patio para tenerlas en el rincón


Comienza el otoño
Observamos diferentes tipos de hojas, frutos, piedras, etc.
Las manipulamos, las sentimos y construimos con ellas




Manos que sienten (rincón del área sensorial)

Las actividades destinadas a estimular los sentidos las voy a tener repartidas en los diferentes rincones, ya que no tengo en el aula una zona dedicada exclusivamente al área sensorial. Dicho así, en cada rincón se pueden encontrar materiales con los que sentir diversas texturas naturales (madera, corcho, piedra, metal, telas diferentes, etc.), identificar y asociar olores, formas y volúmenes, apreciar y clasificar colores, distinguir sonidos, disfrutar de sabores, etc.

Algunas de las actividades que he expuesto hasta ahora pueden ser la identificación y asociación de colores; discriminación visual y orden de tamaños a través del volumen (un material parecido a la torre rosa de Montessori), asociación de piezas por color y forma, etc.

Colocamos las bolas en su lugar correspondiente, atendiendo al color
(esta actividad se irá complicando con el tiempo)



Asociamos tuerca con tornillo y se realiza la acción de enroscar y desenroscar


Manos que cuentan historias

Zona de la biblioteca, en la que poder coger cuentos, ojearlos e interpretar y contar historias. También se pueden usar marionetas y títeres que hay en una caja donde tenemos diversos  personajes.

Existen muchas maneras de diseñar este rincón y algunas mini bibliotecas que he visto son una verdadera maravilla. Lo importante es tener presente su función y sacar lo mejor de las posibilidades que uno tiene. Mi biblioteca ideal debería disponer de:

  • Zona delimitada, tranquila, con luz y cálida.
  • Cojines o alfombra donde los peques puedan estar cómodos.
  • El mueble o estanterías donde estén los libros debe estar a su altura.
  • Pocos cuentos, bien colocados, con la portada visible, para evitar saturar con cantidad.
  • Libros adecuados a la edad que corresponda (si es de 3 años deben ser de tapas más gruesas).
  • Ofrecer si es posible cambio de material de vez en cuando (es preferible ir cambiando libros que ofrecer todo el material a la vez).
  • Mostrar unas normas de uso y cuidado de los libros (tratarlos con delicadeza, recogerlos, etc.)
  • Normas de comportamiento en la biblioteca: lugar tranquilo, se habla suave, no demasiados niños/as a la vez.

En mi caso, no tengo aún diseñado el rincón tal y como me gustaría, puesto que necesito quitar y añadir algunas ideas de decoración que tengo en mente. Por otro lado, no cuento con mucho género para poder variar con frecuencia los libros, pero intentaré ir añadiendo material nuevo poco a poco.



Manos que actúan (rincón del área de la vida práctica y/o juego simbólico)

Zona dedicada al juego simbólico y a la realización de algunas actividades de la vida práctica, con las que desarrollar habilidades que fomentarán su autonomía. A medida que vayamos avanzando, se irán incorporando actividades nuevas, como el  armario de telas y disfraces. En un rinconcito, aprovechando el hueco de una columna, he elaborado una zona de armario con perchas que se usará para aprender a colgar y a doblar la ropa.

 Les ha maravillado fregar de verdad, si no ¿de qué sirve una fregona si no está mojada?. Se deben enseñar una serie de normas para que lo hagan adecuadamente. Tengo que añadir que cuando vieron el efecto del suelo húmedo les causó alegría y satisfacción, puesto que estaban haciendo lo mismo que se hace en casa.
Como la fregona de la foto es tan pequeña y poco real, hace unos días decidí fabricar para este rincón una fregona de verdad en miniatura, cortando el palo de madera a menor altura, al igual que los flecos de una fregona auténtica. Ha quedado super graciosa y estoy deseando mostrársela.

Nuestra cocinita de madera con la mesita y sillas es un rincón que nos encanta

Los utensilios de cocina son de plástico, ya que no podemos disponer de una zona de platos y vasos de cristal o porcelana. Esto último sería lo ideal para que verdaderamente aprendieran a manejar y a controlar la coordinación de fuerza y equilibrio necesaria para llevar a cabo estas tareas cotidianas,  pero de momento sólo es juego simbólico


 Con este material hecho con tela de fieltro, practicamos la acción de desabrochar y abrochar.
Con el tiempo, me gustaría construir para mi aula los bastidores de Montessori, con diferentes grados de dificultad (velcro, botones, cremallera, hebilla, corchetes, lazos, cordón, etc.).

Manos que teclean

Esta zona es en la que se encuentra el ordenador (o la pizarra digital cuando la tenga..jiji), y en ella se ubicarían las actividades de juegos interactivos, de búsqueda de información, exposición de videos e imágenes, etc., aplicando así las nuevas tecnologías a la educación. Considero necesaria esta zona, porque nuestros peques han nacido en esta época actual de la información digitalizada y el acercamiento y aprendizaje del buen uso de estos medios informáticos debe realizarse desde edades tempranas, precisamente para que sepan los beneficios de usarlo adecuadamente o de los  peligros que conlleva  una mala utilización de los mismos.

En estos momentos, aún no he puesto en práctica este rincón en mi aula, ya que prefiero ir introduciendo poco a poco cada zona. 



CONOCER LOS MATERIALES

Para que los niños/as puedan actuar con autonomía y utilizar adecuadamente los materiales, es necesario que se les ofrezca qué hacer con cada material y mostrarle con el ejemplo tanto el momento de su uso, como el de recogerlo y colocarlo en su lugar:

  • El ambiente tiene que estar muy bien preparado y ordenado, siempre de la misma manera, y con anticipación al momento de su uso. La improvisación para preparar las actividades o los materiales puede dar lugar a una espera por parte del alumnado, que haga que pierda su concentración. 
  • Siempre se debe ofrecer la misma consigna de cómo se usa, se recoge y coloca un material, que hará que con el tiempo el niño/a actúe de forma autónoma, sabiendo qué hacer con cada material y cómo recogerlo, sin ayuda adulta.
  • Los materiales deben estar bien expuestos, a su alcance y en un lugar concreto. No deben estar  apilados unos encima de otros, ya que sería imposible que pudieran cogerlos y devolverlos a su sitio de manera autónoma. Si se dispone de mucho material, es preferible ir alternando y cambiando cada cierto tiempo, pero siempre presentados de forma clara y ordenada. Esto es muy importante si queremos que aprendan a recoger adecuadamente. Cuesta trabajo lograrlo, pero una vez se consigue es asombrosa su capacidad para actuar de forma independiente.
  • Para elegir el lugar de colocación de cada material en las estanterías de los diferentes rincones, se puede seguir el criterio del grado de dificultad del mismo, que puede de ir de más fácil a más complejo (de izquierdas a derechas en una misma estantería, o bien de arriba a abajo en un mueble con varias estanterías). Esto puede ayudar para orientar a cada peque sobre qué material puede usar, en función de su ritmo de maduración.
  • Lo ideal es que sean materiales auto correctivos, es decir, que den la oportunidad de que el mismo niño/a perciba al terminar la actividad si se ha equivocado o no. Cometer errores es absolutamente necesario, de manera que equivocarse debe considerarse como parte del proceso de aprendizaje. Hay que ir eliminando en los peques y, sobre todo, en los adultos, el enfado ante una equivocación. 
En definitiva, aún queda mucho por hacer porque plasmar en la práctica toda la teoría en ocasiones resulta complicado, ya que requiere de mucho espacio y tiempo o dinero para elaborar o adquirir todo el material deseado. En cualquier caso, y como siempre digo, nada es imposible y lo importante es seguir con ilusión dando pasitos hacia delante.


4 comentarios:

Laura E.M dijo...

Qué entrada tan completa Rosa. Me encanta la forma de trabajo por rincones, la autonomia que se consigue es increible. Y la.forma de nombrar los rincones es super original!!
Una duda. Cuando trabaje en el cole Montessori, al ser varias profes los materiales se iban explicanco niño por niño y a cada uno unos materiales diferentes de acuerdo a su interes en el momento. Tú cómo te las apañas sola? Cuándo los explicas? Cada cuando introduces un material nuevo?.
Un abrazo y gracias!
Lauraysuaula.blogspot.com

Rosa dijo...

Hola Laura, me alegro de que te haya gustado la entrada, muchas gracias. Con respecto a la presentación de los materiales, pues he de decirte que yo de momento sólo estoy introduciendo algunos materiales Montessori, o bien materiales elaborados por mí inspirados en ella, e intentando organizar mi aula de forma parecida, aunque aún me quedo muy lejos de que la manera de trabajar sea la de este método. En primer lugar, porque carezco de la formación necesaria que se debe tener para trabajar 100% con este método y, en segundo lugar, porque también debo responder a ciertas formas de trabajar de la organización de mi centro escolar. Pero bueno, yo tengo ilusión por ir dando pasitos hacia delante e ir adaptando y añadiendo cada día cosas nuevas.
Pero, de cualquier forma, te respondo a tus preguntas sobre mi manera de hacerlo, por si te sirve de ayuda:
- Cómo lo hago: al tener todos los peques de la misma edad y estar sola con ellos, pues yo presento el material nuevo por la mañana en grupo, para que todos lo vean, cómo se puede usar, cómo recogerlo y dónde guardarlo. Luego, ciertamente hay niños a los que de momento les llama la atención más y lo cogen de inmediato, mientras que a otros menos. Posteriormente, cuando cada niño lo coge, pues lo observo y se lo explico individualmente, si veo que no se ha enterado bien.
- Cada cuándo introduzco un material nuevo: de momento no tengo una pauta fija, ahora en el primer trimestre de 3 añitos, que los estoy conociendo, voy actuando sobre la marcha, en función del interés de los peques y su ritmo evolutivo, pero cada semana intento introducir algo nuevo en determinados rincones, sobre todo el de vida práctica/juego simbólico, que es el que mayor protagonismo está cobrando ahora.
Espero haberte ayudado y cualquier duda, ya sabes mi e-mail.
Un saludo y muchas gracias.

Cristina López Durán dijo...

Me encanta, estoy aprendiendo muchísimo con tu blog para levarlo a cabo en mi clase y en casa, pero para mi lo mejor es la suerte que han tenido mis niños por tenerte antes laura y ahora alberto. Leemos el blog juntos, aunque a ellos les gustan más las fotos. Alberto me ha dicho que la mesa del rincón de la casita es la mesa de la paz y que le gusta mucho. Nunca podré agradecerte todo lo que haces.

Rosa dijo...

Hola Cristina, muchas gracias, tus palabras me dan más ilusión para continuar con el blog que, aunque es muy simplón y de poca repercusión, al menos a mí me ayuda a organizar mis ideas y si de paso puede gustarle o servirle a alguien pues qué alegría.
Creo que todos debemos apostar por un cambio en la educación, pero ese cambio debe partir de una motivación interior, que es lo que te lleva a buscar, a formarte y a no conformarte. Ánimo porque como maestra en la guardería tu función es crucial en la vida de los pequeñines. Un placer haber disfrutado de Laura y de tener ahora a tu pequeñín.
Saludos y gracias por tu apoyo.